Home » Talleres » IV Taller, San Cebrián de Mudá

IV Taller, San Cebrián de Mudá

Con la colaboración de: Diputación de Palencia, Ayuntamiento de San Cebrián de Mudá
Ayuntamiento de Brañosera, Asociación “El Fuero” y ARPI
Taller desarrollado los días 21 y 22 de setiembre de 2013 en el municipio de San Cebrián de Mudà (Palencia) y en un sector del ferrocarril de La Robla, entre Guardo y Salinas de Pisuerga, en el que la línea principal conectaba con un buen número de ferrocarriles mineros.

Los trabajos de campo se realizaron en Bisonbonasus, Centro de Interpretación del Bisonte Europeo, y el tema de reflexión es el papel que el Patrimonio y su recuperación, entendidos en sentido amplio, puede jugar en los procesos de despoblamiento rural y concentración en polos urbanos medios que, actualmente, se están dando en muchos lugares.

El espacio escogido, que además del municipio de San Cebrián, se extiende a una porción del norte de Palencia, en los alrededores del ferrocarril de La Robla, es muy representativo, ya que alberga un importante y variado patrimonio (minero, industrial, histórico, natural…) y está muy afectado por el despoblamiento, pero también ha visto surgir numerosas iniciativas de reactivación económica.

Observ_Muda

Un antiguo silo de carbón reciclado en observatorio astronómico

Programa provisional:

Viernes  20 de septiembre

20:00 Recepción de los asistentes al taller en el Centro de Interpretación del Bisonte Europeo.
22:00 Cena en el centro de día de San Cebrián de Mudá.
23:00 Visita guiada, si la noche está despejada, al “Mirador de las Estrellas”.
1:00 Pernoctación en el Albergue del Parque Mundo Miner.

Sábado  21 de septiembre

9:00 Antecedentes y descripción de la zona. Metodología del Planeamiento Territorial.
10:30 Visita a la mina “El Socavón” y a las instalaciones mineras anejas, al poblado minero San Miguel y reserva de Bisontes Europeos.
13:00 Salida del Centro de Interpretación del Bisonte Europeo hacia Guardo.
14:00 Olla Ferroviaria en Guardo en  “Los Candiles”, bar ligado estrechamente a la historia del tren de La Robla y proyección del “Viejo Caballo de Hierro”.
16:36 Viaje en el tren Hullero de la Robla hasta Salinas desde la que apreciaremos parte de la estructura territorial de la zona minera de la Montaña Palentina.
18:00 Planteamiento de las cuestiones a resolver en el taller.
19:00 Ponencias sobre recursos patrimoniales para paliar el despoblamiento rural.
21:00 Formulación de propuestas  de forma individual o en grupos.
22:00 Cena en el centro de día de San Cebrián de Mudá y pernoctación en el Albergue.

Domingo, 22 de septiembre

9:00  Elaboración de propuestas.
12:00 Presentación de resultados.
14:00 Comida y cierre del curso.

 

 

Conclusiones

– El primer paso para cualquier actuación de planeamiento tiene que pasar necesariamente por el apropiamiento, la involucración de la población local con su patrimonio. Esta implicación es la que puede constituir un freno inicial para el despoblamiento rural.

– En el mismo sentido, cualquier iniciativa tiene que plantearse “de abajo a arriba”, desde la ciudadanía. La administración, incluso la local, tiene que actuar de catalizador de esta energía ciudadana. Hay que cuidar la autoestima del pueblo: sus habitantes deben sentirse necesarios y trabajar las sinergias.

– El planeamiento de base patrimonial debería encaminarse a vertebrar las actividades económicas y sociales tradicionales, antes que las turísticas. Éstas ya llegarán en una fase posterior, pero lo que ayudará a fijar la población será la existencia de servicios médicos, escuelas… Las escuelas deberían, además, liderar la labor pedagógica encaminada a conseguir que la población se involucre con su patrimonio.

– En las zonas rurales despobladas es fundamental que el planeamiento patrimonial tenga una visión amplia, que vaya más allá de los límites administrativos municipales: de nada servirán actuaciones aisladas e inconexas, es necesario pensar globalmente; si no, sólo conseguiremos malgastar energías en algo que no tiene el respaldo de la población. Y en cuanto al patrimonio, éste debe considerarse como un todo: no podemos tratar de forma diferente lo industrial, lo religioso, lo rural, lo etnográfico…

– Los técnicos tienen que actuar como asesores de los proyectos e iniciativas ciudadanas: tenemos que terminar con el “divorcio” entre lo académico y los ciudadanos.

Leave a Reply