Después de muchas vicisitudes la orden de demolición del antiguo muelle de la Real Compañía Asturiana de Minas (actual AZSA)  en Hinojedo (Suances) ha sido aplazada sine die. La actuación del Consejo Vecinal de Suances y de ARPI han conseguido plantear una alternativa a la mera destrucción, que hubiera terminado con el que puede ser el más valiosos elemento de arqueología industrial de la comarca. Enhorabuena!!! Aunque está claro que ahora queda por delante una tarea difícil: dar contenido real a las propuestas.

El muelle de Hinojedo era el terminus del ferrocarril que nacía en las minas de Reocín, parte fundamental de la compleja red que creó la Real Compañía Asturiana de Minas, que tenía su principal centro en la factoría de Arnao (Castrillón). En la imagen aérea (hacia 1957) se aprecia la factoría de Hinojedo (izq.) y la playa de vías que rebasa el tinglado del muelle y llega hasta la gran tolva. Se aprecian bien los atraques, todos ellos a “duques de Alba”, con un único buque atracado a la altura del segundo cargadero.

Se aprecian las sombras de las torres del cable aéreo que transportaba caliza a Solvay, así como el muelle de ñesta empresa en Rquejada, al otro lado de la ría, donde hay atracado al menos otro carguero. La Ría de San MArtín de la Arena tenía una intensa actividad marítima en ésta época!

hnjd_aerea56

En 1924 se recicló el aniguo almacen para convertirlo en un “cargadero automático”, avanzado para su tiempo, como explica la Revista Minera, Metalúrgica y de Ingeniería:

revminmeting_1924

 

En la actualidad, con el edificio bastante deteriorado, se hace un poco difícil apreciar el sistema, excepto en la cinta final, que se mantiene en buen estado y que merecería, sin duda, ser conservada y aún restaurada. Curiosamente, ninguno de los elementos presentes ha sido considerado “de valor” hasta ahora.

IMG_20150819_121846

El muelle de Hinojedo con los restos del almacén, los atraques y la cinta final  “cargadero automático”. Se aprecia a la izquierada la caja del ferrocarril,convertida en vía verde.

Sin duda vamos a volver sobre éste peculiar rincón de la costa Cantábrica, que una vez alejado el fantasma de la demolición, va a poder aportar mucho a la ría y a las poblaciones de la comarca. De momento lo dejamos con una vista evocadora, con el curioso contraste de la cinta de los años veinte y las grúas de finales de siglo, también inactivas de momento, al otro lado de la ría, en el muelle de Requejada.

_igp0255

Con el muelle afectado por un desprendimiento y el edificio del almacén amenazando ruina (aunque no tanta!) sin el esfuerzo de la Asociación para la Recuperación del Patrimonio Industrial nada de esto existiría ya…

 

 

 

Leave a Reply